Hoy viajamos a Göteborg en Suecia, para visitar una casa con detalles especiales, como el papel pintado de estilo nórdico, que seguro llamarán tu atención. 

Pero también te gustarán sus paredes pintadas en colores neutros, del gris al beige. Y descubriremos juntas algunos detalles de diseño muy inteligentes.

Se vende vía Stadshem por unos 790.000 euros (negociables 😉 )

La casa del Gobernador

Se trata de una vivienda de 131 m² en un edificio de 1914, del tipo “Casa del Gobernador” (landshövdingenhusen). Fácil de escribir y pronunciar.

Estas construcciones típicas de Suecia se erigieron en la década de 1880, cuando con la aprobación del gobernador se revocaron las leyes previas que prohibían la construcción en el centro de la ciudad de casas de madera de más de dos pisos.

La nueva ley estableció que siempre que los edificios tuvieran la planta baja de ladrillo, podían incorporar dos plantas de madera encima sin que existiera riesgo de incendio.

El salón de color gris

En primer lugar, el salón resuelve sin despeinarse un reto mayúsculo, que es servir de zona de paso entre el hall, las habitaciones y una pequeña sala de estar. Sin perder su carácter de estancia acogedora.

El gris de las paredes contrasta con las molduras blancas, y se ve acompañado por los colores de los textiles del sofá, los cojines y el tapizado de la silla.

Sin embargo, los muebles y el suelo de madera, la manta y algún que otro cojín en tonos beige y tostado claro, contrastan con los grises y aportan calidez.

La sala de estar con papel pintado (estilo nórdico)

Papel pintado de estilo nórdico_Actualhaus

Si buscas ideas para decorar las paredes con papel pintado, en esta casa encontrarás unas cuantas. Esta pequeña sala de estar es un sitio magnífico para empezar.

Una de las características principales de las casas nórdicas es el empeño que ponen en introducir el exterior y la naturaleza en el hogar.

Aquí tienes un perfecto ejemplo. Desde las plantas de interior y la conexión visual con el exterior, hasta el estampado del papel pintado. Las flores del jarrón parecen querer fundirse con él, lo que me ha parecido un detalle precioso.

Papel pintado de estilo nórdico_Actualhaus

Otro detalle inteligente es la balda sobre el radiador. Es una buena forma de restarle importancia al radiador pero dejándole hacer su trabajo, esto es, calentar una casa que en invierno realmente lo necesita. 

Cuántas veces veo radiadores cubiertos (enjaulados). Me da cierta pena porque, aunque quizá en ocasiones no sean muy estéticos, tienen una misión fundamental. Y a veces no les dejamos llevarla a cabo.

Por otra parte, es habitual que los radiadores estén bajo las ventanas. Así que la balda sobre ellos es un sitio perfecto para colocar unas cuantas plantas que puedan aprovechar la luz que entra por ella.

El minúsculo pero acogedor balcón

El balcón no es del todo apto para niños o mascotas, con las sillas pegadas a la barandilla. Pero si vives sola o en pareja toma nota.

No hacen falta muchos metros para conseguir un rincón funcional y encantador. Un buen mantel, unos cuantos cojines y unas fundas para las sillas. Más unas cuantas macetas. Si en Suecia pueden… ¿por qué tú no? Seguro que le das más uso…

Los dormitorios con más papel pintado de estilo nórdico

Volviendo al salón y camino de los dormitorios, otro detalle interesante. El cambio de color de las paredes, para delimitar visualmente el salón, y distinguirlo de la pequeña estancia con chimenea que hace las veces de distribuidor hacia las habitaciones.

En el dormitorio principal vuelve el papel pintado de estilo nórdico (en tonos neutros) y con estampado floral, pero en esta ocasión tipo Liberty, con hojas y pétalos chiquititos. 

A mi personalmente me convence menos que el anterior. Pero es el único atrevimiento en un dormitorio de estilo muy escandinavo, que con una pared blanca quizá resultaría aburrido.

Papel pintado de estilo nórdico_Actualhaus

En el resto de los dormitorios también se ha aprovechado el papel pintado para crear paredes de acento, que focalizan la atención. Lo cierto es que me gusta más como queda en pequeñas dosis.

Se ha optado además por motivos urbanos, posiblemente más adecuados para las habitaciones juveniles. Como este perfil de la ciudad de Nueva York de aquí abajo… 👇

Papel pintado de estilo nórdico_Actualhaus
Papel pintado de estilo nórdico_Actualhaus
Papel pintado de estilo nórdico_Actualhaus

Por si te lo estás preguntando, el papel pintado es de Sandberg, lo puedes conseguir en su web y en distintos puntos de venta en España.

La oficina en casa

Esta diminuta habitación, a la que se accede desde el salón, se ha aprovechado para ubicar un pequeño espacio de trabajo.  

La estantería de rejilla metálica en este punto es perfecta para dejar pasar la luz de las ventanas y para ampliar visualmente el espacio. Una estantería con los laterales macizos se hubiera “comido” esta pequeña habitación, y habría restado luminosidad a la casa. La luz escasea en las casas nórdicas, es mejor no impedirle el paso.

La pintura de pared en el mismo tono que el salón es perfecta para conectar ambos espacios y dar continuidad. Lo he dicho en otras ocasiones, es importante que en tu hogar haya un “hilo conductor”, algo que evidencie que la decoración se ha pensado como un conjunto, y no sólo habitación por habitación.

Detalles como este, repetir un color en distintos puntos de la casa, siempre ayudan a dar una sensación de intencionalidad, de hogar pensado. 

La cocina en blanco y madera

En la cocina de nuevo una estantería de rejilla metálica, muy ligera visualmente (casi invisible de hecho)… ¿ves cómo deja pasar la luz? 

Y me encanta la sencillez del esquema de color. Blanco, gris, acero y madera. Sí, la madera y el metal también cuentan como colores.

El pequeño recibidor 

El recibidor es sencillísimo pero lo tiene todo:

  • Perchero para colgar abrigos y bolsos
  • Silla para sentarse y quitarse los zapatos
  • Espejo para multiplicar la luz y dar amplitud al pasillo (además de comprobar que no llevamos pintalabios en los dientes antes de salir por la puerta a toda velocidad)
  • Galería de fotos para dar carácter y un toque personal

Sólo le añadiría un pequeño estante sobre el radiador, en esta ocasión tengo en mente el Ekby Alex de Ikea, que además tiene unos cajones perfectos para dejar las llaves y la cartera. Y las mascarillas limpias.

Plano

En definitiva, una casa de estilo nórdico con detalles astutos para apuntar, y papel pintado para envidiar.

¿Te animas a darle un toque diferente a tus paredes con papel pintado?